Phishing, conoce qué es y cómo evitarlo.

¿Qué es “Phishing”?

“Phishing” es la forma más sencilla de vulnerar la seguridad, ya que los delincuentes solo necesitan un incauto que les proporcione la información que necesitan; por lo regular, los delincuentes envían mensajes o hacen llamadas utilizando cualquier plataforma con el único propósito de que la víctima les entregue la información y/o datos personales para posteriormente utilizar esta información para ingresar en cuentas de correo electrónico, aplicaciones, cuentas bancarias, hacer compras con sus tarjetas, extorsiones, etc.

Como en todas las estafas, los delincuentes suelen ser muy convincentes y se esconden detrás del nombre de una institución conocida por la víctima, por ejemplo, su banco, una empresa de compras online o cualquier otra corporación con la que la víctima tenga algún tipo de relación. El mensaje o contacto suele ser para informar de un problema o informar de la obtención de algún tipo de beneficio; una vez que la víctima ha caído en la trampa, inician su trabajo real que es pedir los datos personales de la víctima que pueden ser desde su nombre completo, número del documento de identidad o pasaporte, números de tarjetas de crédito, hasta sus claves de acceso; si lo hacen por alguna vía escrita pueden solicitarle que ingrese a un sitio web desde un enlace, siendo este muy parecido o incluso idéntico a la página real donde le pedirán todos los datos de inicio de sesión y cualquier otra información que los delincuentes necesiten para su siguiente paso.


Lo que debemos y no debemos hacer para evitar ser víctimas de Phishing.

Lo principal es tener presente que NINGUNA empresa seria le pedirá sus datos en una llamada telefónica, mensaje de texto o correo electrónico.

No suba fotos o documentos a sus redes sociales donde se pueda obtener información personal.

Nunca acceda a sus bancos o inicie sesión en sitios web desde conexiones a internet (WiFi) públicas ni desde equipos de otras personas o de uso público.

No utilice enlaces de correos electrónicos o mensajes para acceder a las páginas, escriba usted mismo la dirección de la página web en la barra del navegador y verifique que la dirección web comience con “https://”, también debe buscar en el navegador un candado cerrado en el que, haciendo clic sobre él, podrá verificar el certificado digital y la información sobre la identidad de la página a la que está accediendo.

Mantenga actualizado: el sistema operativo de sus dispositivos, la protección antivirus de su PC y las aplicaciones que utiliza en su móvil para acceder a bancos o plataformas de compra online.

No descargue ni abra archivos de fuentes desconocidas; si recibe algún mensaje de una fuente desconocida elimínelo de forma inmediata, de ser posible sin abrirlo, ya que esta es una vía por la que un delincuente puede acceder a sus dispositivos e incluso a todos los que tenga conectados a la misma red.

Los correos y mensajes que se hacen pasar por bancos son tan frecuentes como peligrosos; si usted recibe una comunicación de su banco indicándole cualquier irregularidad con sus instrumentos financieros recuerde no utilizar ningún enlace que le proporcione el correo electrónico o mensaje.

No se deje asustar por el contenido del mensaje, busque el número telefónico de su banco o de su agencia bancaria (no llame a los números que le suministren en el correo) y elimine cualquier correo bancario que le suministre un enlace, ya que ningún banco le enviará un enlace para que ingrese desde el correo o mensaje de texto, y tan importante como lo anterior es revisar con frecuencia sus cuentas y transacciones realizadas, si nota que no puede ver los movimientos o que ha dejado de recibir las notificaciones de su banco llame de forma inmediata y explique la situación al operador, siempre es preferible exagerar con las medidas de seguridad que ser víctima de un robo o estafa.

Recuerde que por ningún motivo debe revelar información personal a nadie, ya sea por llamada telefónica o por mensaje escrito, quien le esté contactando tiene la obligación de darle la información sin que usted le suministre ningún dato (no debe ni indicar su nombre), ni siquiera la policía le puede llamar para pedirle su nombre o cualquier otro dato; tampoco caiga en la trampa de que le den una parte de la información y usted aporta otra parte, no se deje influenciar por amenazas o advertencias, si le informan de algún problema y para la solución de este le piden datos personales o contraseñas, no dude en finalizar la llamada y proceda inmediatamente a llamar a la institución para verificar lo que ocurre.

2 Comentarios Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.